Una pareja de gays rusos se percibe obligada an evitar a Holanda por la presion policial